The DUFF IRL

Hola hola!! 

Tengo algo en mi corazón que me parece súper importante compartir. 

Si alguno no ha visto la película. “The Duff”, le recomiendo que la vea o por lo menos lea el libro. Básicamente la película se trata de la típica historia del patito feo transformado en cisne desarrollada en el siglo XXI. Es una de mis películas favoritas y no exactamente por las razones correctas. 

En la película, se habla que en todo grupo de amigos sin importar si es femenino o masculino, hay un “DUFF”: Designated Ugly Fat Friend. En realidad, la peli menciona que no necesariamente es una persona desagradable,  pero que siempre hay alguien que no es el atractivo. 

Por muchos años (incluso antes de ver la peli) me he considerado “the duff” de mi grupo de amigas. Siempre he sido la que no es lo suficientemente flaca, o la que no tiene el pelo lo suficientemente lindo, o la que simplemente no es taaaaan bonita. Cuando por fin tuve novio, deje de sentirme así…. pero cuando terminamos ese sentimiento volvió a La Luz. 

Nunca he entendido por qué algunas de mis amigas encuentran novio o muchachos que andan detrás de ellas tan fácil…. esto de ser la Duff de mis grupos de amigos no me gusta para nada. 

Una parte de mi confía en que El Señor tiene a alguien especial, y que nos está formando a ambos para conocernos en el momento perfecto. Mi mamá siempre me ha contado que ella y mi papá han orado por esa persona idonea desde que estuve en su vientre; y por años me enoje con el ese hecho… me desesperaba ver que eso era realidad para otras personas y no para mi. 

Anoche salí por primera vez en 21 años soltera a un bar a bailar con mis amigos. Fue el máximo exponente de lo muy Duff que soy en mi grupo… mi amigo llego a decirle a mi mejor amiga que un muchacho la veía guapa y otras cosas que se podrán imaginar. Y en mi mente solo pensaba: “obvio nadie va a venir a decirme nada”, “no ando vestida lo sufientemte corta o escotada”, “no bailo lo suficientemente bien”… y de nuevo esa palabra DUFF volvió a mi cabeza y por alguna razón esta vez no me trajo tanta desesperacion. 

Mi mamá siempre dice que el hombre que quiero para mi vida no lo voy a encontrar en un bar. En esto, ella tiene toda la razón. 

Hoy en la mañana, cuando me desperté y estaba recapitulando mi noche me di cuenta de que ser the duff no es tan malo. Y no porque me conformé… si no porque el hombre que de verdad se fije en mi, no va a ser solamente por las apariencias. Y esto no lo digo por consuelo, lo digo porque estoy convencida de que yo soy suficiente y voy a ser suficiente para esa persona en su momento. 

No quiere decir que soy inmune a sentirme the duff de nuevo, sin embargo ahora tengo una esperanza diferente. Mi enfoque no es en que tan mal me hace sentir el que “no me den pelota”. Mi enfoque es la esperanza de que “something’s cooking in the oven”. 

“El encanto es engañoso, y la belleza no perdura, pero la mujer que teme al Señor será sumamente alabada.” -Proverbios 31:30 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s